Se encuentra en:   El Museo  >  Exposición permanente

El legado material. Los restos arqueológicos

El museo ocupa varias fincas de lo que había sido la judería de la ciudad. En 1435, la comunidad judía edificó aquí la última sinagoga medieval que funcionó hasta 1492. Tras el bautismo o la expulsión de los últimos judíos y judías de Girona, los edificios permanecieron como propiedad privada hasta la década de los 80 del siglo XX. Entonces se inicia su rehabilitación para convertir el lugar en el núcleo de la recuperación del legado judío de la ciudad. En 2014 se identifica un elemento importante: los baños "de las mujeres" o micvé, que conserva su estructura original aunque fue transformado posteriormente en una cisterna.

Piezas destacadas

Una casa en el call

Las intervenciones arqueológicas realizadas en el Centro Bonastruc ça Porta (2012/2013) para habilitar un espacio destinado a las exposiciones temporales sacaron a la luz los restos de una casa del barrio judío construida en el siglo XIII. A finales del siglo XIV sufrió un incendio y, ya en el siglo XV, se reutilizó como carnicería judía, formando parte del complejo de la sinagoga hasta el año 1492. Poco después se derribó y fue transformada en un patio, en cuyo espacio, durante los siglos XIX y XX, se construyeron nuevas paredes y alcantarillas.

 

Restos del micvé

Los restos del micvé (baño ritual) utilizado por la comunidad judía de Girona entre 1435 y 1492 se encuentran en la segunda planta, cruzando el patio. Su localización ha sido posible gracias a unas excavaciones realizadas en febrero de 2014 en torno al espacio de la vieja cisterna. Se trata de un micvé de dimensiones pequeñas que recogía el agua de la lluvia, que llegaba a través de una canalización descubierta durante las excavaciones.

 

Patio de la Estrella

Patio del Centro Bonastruc ça Porta, sede del Museo de Historia de los Judíos. Desde el año 2000, en Girona un museo recuerda y recupera la historia de aquellas personas judías que, en tiempos medievales, con su altísimo nivel cultural pero también con sus existencias cotidianas y a menudo anónimas, contribuyeron a dar esplendor y riqueza a la ciudad.

 
Patronat Call de GironaAjuntament de Girona

© 2017 Patronat Call de Girona  |  Contacto  |  Accesibilidad